Masaje Ayurvedico

Es una técnica milenaria que forma parte de la medicina ayurvédica india, muy terapéutica en varios niveles, tanto en el físico y energético como en el hormonal y emocional.

Se trata a la vez de un MASAJE PROFUNDO Y RIGUROSO, ESTIRAMIENTOS LOCALIZADOS y EXFOLIACIÓN DE LA PIEL.

Se practica con un aceite caliente de sésamo vírgen y una mezcla de raíz de jengibre, círcuma y plantas ayurvédicas, ademés de exfoliantes y depurativas. Los dos productos provienen de la India.

Tonifica y rejuvenece el cuerpo drenando las toxinas y expulsándolas fuera, aliviando la fatiga, los dolores musculares y todo tipo de bloqueos, devolviendo así al cuerpo bienestar, flexibilidad y fluidez. La mente se relaja y el sueño se vuelve profundo.

Los beneficios principales de este tratamiento son: – incrementa la elasticidad de la piel y la calidad del sueño; – incrementa la circulación sanguínea en el cuerpo, especialmente en las terminaciones nerviosas; – mejora la tonicidad de los músculos y calma los nervios; – aporta mayor lubrificación de las articulaciones y prevención de la artritis; – despeja y clarifica la mente, – y provoca la eliminación de tóxinas e impurezas en los tejidos estimulando el sistema linfático.

Es un trabajo completo y consistente, “desde los pies hasta la cabeza”, ademés de un viaje a través del cuerpo.

Se practica en el suelo y su duración es 70 minutos. Al terminar la sesión, se recomienda un pequeño descanso.

Ver tarifas