Reiki

Reiki (“ray-kee”) es un nombre japonés que representa la energía de vida universal. El reiki se basa en la creencia de que cuando la energía espiritual está canalizada a través del terapeuta, el espiritu del paciente se cura.

Durante muchos siglos se ha considerado que el cuerpo humano no se compone solo de tejidos, sangre y músculos, sino también de una fuerza mística que impregna tanto nuestro cuerpo como el universo entero. Se cree que esta fuerza de energía vital es la que mejora y mantiene el bienestar y salud global del ser humano.

De esta manera, el reiki es una terapia que ayuda a mantener el flujo y circulación de esta energía en el cuerpo

Es una técnica de transferencia de energía curativa por imposición de las manos en los centros energéticos del cuerpo llamados “chakras”. Cada chakra se representa como una “rueda” que distribuye la energía a determinadas partes del cuerpo y campos emocionales.

Cuando la energía no circula en los chakras, aparecen dolores y bloqueos tanto físicos como emocionales. Se trata de volver a equilibrar cada chakra para restablecer la fluidez en todo el organismo.

Esta técnica holística es suave, inofensiva y natural. Aporta una evolución física, mental y espiritual a la persona que lo recibe, además de paz y un gran bienestar.

Se practica en camilla y su duración es de 60 minutos.

Ver tarifas